Recomendado para aquellas personas que pueden utilizar la extremidad inferior izquierda para acelerar. Su instalación no requiere acoplamiento a los mecanismos originales del vehículo, por lo que no se modifica absolutamente nada, permitiendo su remoción y reinstalación en otro vehículo al momento de querer cambiar el automóvil.

Evita el accionamiento involuntario de los pedales cuando se utiliza un control manual.

En esta modificación, se duplican los mandos de conducción a una segunda persona, en este caso los pies del copiloto, de esta forma se logra un total control de los pedales del vehículo por parte del acompañante.

Se puede realizar tanto en vehículos automáticos como manuales. Está diseñado especialmente para aquellas personas de baja estatura o con acondroplasia. Su principal función es acercar los pedales de freno, acelerador y embrague. Esta extensión de pedales, por su fácil instalación, no necesita de ninguna modificación en su automóvil. Su característica ajustable permite la compatibilidad con cualquier tipo de pedal, ya sea, en automóviles, camionetas, furgones, vans, etc. Además se puede complementar con un banquillo para el descanso de los pies.